El norte del Mar Adriático, es el hogar de la singular Venecia, destino muy buscado en Italia, y considerada una de las ciudades más bellas del mundo. Realmente única, Venecia creció sobre troncos de árboles, en terrenos fangosos de una laguna, estando, por ese motivo, sujeta a mareas que inundan sus encantadoras plazas. La arquitectura impar, los románticos canales, los adorables puentes, el precioso Carnaval con sus mascarillas y disfraces misteriosos, ferias de arte y excepcionales mariscos, atraen visitantes que buscan un viaje con completa experiencia. Venecia es tan exclusiva, que sus esplendores inspiran muchas formas de arte, incluyendo obras literarias y cinematográficas. Varias películas han sido grabadas allí, y libros fueron escritos con la ciudad de escenario – una tentativa de traducir sus encantos en páginas y telas. Aun así, nada es como verla con sus propios ojos, perdiéndose por las estrechas vías, laberintos de callejones y canales…e intentando capturar la esencia  del espectáculo que es Venecia.

Donde Quedar

Venecia es una ciudad más grande de lo que acostumbramos imaginar, con más de una isla y una gran área en el continente. Aun así, considerando la difícil logística con el agua y los canales, y la propensión a querer explorar la ciudad a pie, estar cerca de hoteles, buenos restaurantes y atracciones es esencial. Elija un sitio que, desde ahí, sea fácil moverse por la ciudad. Nuestra recomendación es que usted quede en San Marco/Castello, con la agitada plaza San Marco, o en San Polo, cerca del bullicioso Rialto. Caso prefiera algo más tranquilo, intente Santa Croce o Dorsoduro, que se encuentran un poco más lejos de las zonas más buscadas, pero aun lo suficiente cerca. Viaje con poco equipaje, ya que algunas partes de la ciudad pueden ser un desafío para alcanzar caso esté cargado con muchas maletas.