Es en Croacia que queda la encantadora villa portuaria llamada Dubrovnik,a la orilla del mar y en la costa de Mar Adriático. Su pequeña población es inversamente proporcional a las bellezas del local. La ciudad, desarrollada  por medio del comercio marítimo fue influenciada por diversas culturas y colonizaciones, oriundos principalmente de Grecia, del Imperio Turco- Otomano y de Venecia. El maravilloso centro histórico, que tiene el encantador nombre antiguo de Ragusa, es considerado patrimonio mundial de la UNESCO, reflejando las riquezas de su pasado como potencia comercial. Pasar días caminando por las imponentes murallas de la parte antigua, degustando deliciosos mariscos y apreciando las bellezas del mar y sus islas, pueden ser los ingredientes para las vacaciones perfectas. Y si puedes ampliar la estadía recomendamos algunos días en la región para explorar la fantástica isla de Hvar.

 

 

Donde Quedar

Las principales atracciones de Dubrovnik son el centro de la ciudad medieval, las playas cercanas y la zona residencial en Lapad. En esas regiones usted puede disfrutar de la maravillosa vista y del mar. Si está en la ciudad para disfrutar sus principales atracciones historicas, sugerimos que se quede cerca del casco antiguo. Pero si su idea es relajar y quedar en la ciudad por más tiempo, especialmente en el verano, Lapad también puede ser una opción pues no está lejos del centro histórico y ofrece muchas actividades en un único mar.